El Proyecto Libres (de desigualdades, de pobreza, de exclusión) nació en el invierno de 2016 a raíz de los devastadores efectos de la crisis financiera de 2009, aún bien visibles en la estructura social. Con un 23’5% de la sociedad catalana –uno de cada cinco– en riesgo de exclusión social, Coop57 -a través de la Fundación-, las 120 asociaciones que conforman ECAS (Entidades Catalanas de Acción Social) y Òmnium Cultural – con 180.000 socios y socias-, impulsaron esta iniciativa.

El manifiesto fundacional, escrito a finales de 2016, podría haber sido escrito hoy. Arrancaba así: «Los indicadores de pobreza, exclusión y desigualdad no han dejado de empeorar: viejas y nuevas formas de vulnerabilidad se entrecruzan y agudizan, consolidándonos como una de las sociedades europeas más desiguales de Europa. Mujeres, jóvenes, niños, ancianos y migrantes ponen rostro a una estructura social diezmada por el desempleo, la pobreza y riesgo de exclusión que ya afecta al 23,5% de la sociedad. Todo ello, mientras convivimos con unas elevadas cifras de fraude fiscal , de concentración de la riqueza, de rescates públicos de quiebras privadas y de legislaciones recentralizadoras que dañan el ámbito social y bajo un contexto europeo y unas dinámicas globales -austeridad, especulación, financiarització- que expulsan cada vez más gente del circuito de la vida digna «. Y terminaba así: «Somos conscientes de que ningún país puede ser libre si no lo es su gente. Por eso nace Libres y os pedimos vuestra implicación activa y colaboración económica. Desde las diferentes sensibilidades y experiencias que conformamos un país plural, nos comprometemos, antes de resignarnos y caer en la trampa del ‘no hay alternativa’, a salir de las zonas de confort, a fortalecer la solidaridad y construir respuestas comunes ante la peor crisis social de las últimas décadas . Hoy damos un paso más allá, pensando en largo y actuando en corto, ante una realidad social injusta que cada día nos interpela. Las cosas, efectivamente, se pueden hacer diferentes. Pero, sobre todo, hay que hacerlas diferentes y entre todas y todos. Una vez más, si no lo hacen ellos, hagámoslo nosotros «.

En estos últimos años no hemos dejado de poner manos a la obra, poco a poco y paso a paso. Y se han financiado directamente la consolidación de la cooperativa Mujeres Pa’lante de mujeres migrantes en L’Hospitalet, el proyecto intercultural del Ateneu Coma Cros en Salt, la iniciativa Lola No Estás Sola (de apoyo a las mujeres sin hogar en Nou Barris) y la Escudella Solidaria de Girona. Todos son proyectos de transformación social, generando redes comunitarias y fortalecimiento democrático y social. Actualmente, el proyecto Libres estaba desplegando la segunda fase de financiación de estos proyectos, habiendo comprometido en febrero 18.000 euros y nuevos recursos, fruto directo de aportaciones de personas y entidades implicadas.

La Covid19, sin embargo, también ha cambiado el Proyecto Libres. Actualmente está en fase de redefinición y rediseño para responder a los efectos sociales que está provocando la pandemia en los sectores más precarizados y vulnerabilitzats de nuestra sociedad. La nueva propuesta, reforzada y ampliada, se lanzará a mediados de mayo. Además, durante la pasada Diada de Sant Jordi, la iniciativa cultural Librerías Abiertas, situó el proyecto como destinatario de la posibilidad de redondear solidariamente el precio del libro para destinarlo a la lucha contra las desigualdades sociales. El 65% de las personas que compraron libros en aquella iniciativa solidaria se sumaron al apoyo y se recogieron más de 4.700 euros.