En la actual coyuntura global hacemos, una apuesta estratégica por la transformación social desde una perspectiva postcapitalista, feminista, ecologista y antirracista.

Feminismo

«El patriarcado no es ningún residuo remanente de otras épocas, el patriarcado es constitutivo de las democracias liberales»

Maria Jesús Izquierdo

Frente la lógica patriarcal de dominación, la división sexual del trabajo, las relaciones de poder basadas en la imposición, la discriminación estructural y unas violencias múltiples y poliformes, la perspectiva feminista (como proyecto emancipador, igualitario y transformador) pone en el centro la vida digna y la denuncia de cada injusticia y cada desigualdad. Transversalmente, los feminismos tienen una especial atención en la economía del cuidado y el trabajo reproductivo.

Antiracismo

Frente a  los múltiples rostros del racismo y la segregación (sea institucional, social o cultural) hay que garantizar y habilitar la incorporación de nuevos protagonismos sociales a la economía social y solidaria. La ESS es una herramienta para la resolución de necesidades sociales y vitales de las personas y las comunidades, las cuales son puestas en el centro de la actividad económica. Pero no todas las personas parten en las mismas condiciones de igualdad para desarrollar proyectos del ESS o cooperativos, una parte de la población se encuentra con barreras, sesgos y discriminaciones vinculadas en la clase, la raza y/o el género, que generan desigualdades estructurales. Uno de los objetivos de la Fundación Coop57 es trabajar por la eliminación de estas desigualdades e impulsar la creación de nuevos proyectos de ESS a los cuales puedan podemos priorizar, migrantes, mujeres y jóvenes.

«Desgraciadamente los europeos no están exentos de las consecuencias de la esclavitud transatlántica, y sin duda no lo están de las consecuencias del colonialismo»​

Angela Davis

Ecología

«Despertamos. Ya no hay tiempo. Nuestras conciencias serán saqueadas por el hecho de estar solo contemplando la autodestrucción basada en la depredación capitalista, racista y patriarcal»

Berta Cáceres

En un contexto de extralimitación ecológica, de desbordamiento de los límites de la biosfera y de desafío económico a las leyes de la entropía, urge una contracción energética de emergencia y una urgente reconversión social y ecológica. La transición energética frente el indiscutible empeoramiento del cambio climático obliga a nuevos modelos redistribuidos y compartidos, una nueva cultura ecologista y un modelo económico radicalmente distinto y diferente que garantice y proteja la sostenibilidad del planeta.

Mundo rural

El ámbito rural está afectado por procesos cruzados que lo están transformando y malogrando: procesos de despoblación y de abandono de formas económicas, de vida campesina tradicional, procesos de tercerización y turistificación  agresivos con el medio natural y que generan ocupaciones estacionales precarias, avance de la producción agroalimentaria intensiva o el desequilibrio social y ecológico. La revitalización de entornos rurales basados en el ESS, la soberanía alimentaria y modelos de producción agroecológicos (ya claramente presentes en algunos proyectos financiados por la cooperativa) son clave por el equilibrio territorial y para superar el carácter metropolitano del ESS.

«Nuestro gran reto es tomar conciencia de nuestra inconsciencia»

Pierre Rabhi