Las luchas obreras autónomas forman parte de los orígenes de Coop57 y del cooperativismo autogestionario. Justo cumpliendo 20 años, Coop57 apoyó con préstamos solidarios a la caja de resistencia de la huelga de las escalas de los subcontratos de Movistar, la llamada Revuelta de las Escalas, que contó con un amplio apoyo social y popular. De aquella experiencia solidaria, nació el ‘Fondo de Luchas’, un fondo que pretende articular y gestionar un Fondo económico estable de apoyo a luchas laborales de colectivos precarizados que pueda activar la complicidad de movimientos sociales (como, por ejemplo, los riders, las kellys, las personas dedicadas al top-manta o las trabajadoras de las falsas cooperativas). Un fondo basado en la reciprocidad, la solidaridad y el apoyo mutuo.