«No se tiene que aumentar ni un penique el salario de nadie; no se tiene que acortar ni en una hora el día laboral de nadie; dado que esto podría atrasar el dulce y rápido proceso por el cual y bien pronto todo en la Tierra pertenecerá a sus seis habitantes con menos escrúpulos».

G.K. Chesterton

Coop57 nació originalmente para garantizar puestos de trabajo y condiciones dignas, desde el impulso y recuperación del hecho cooperativo , y responder solidariamente la crisis de ocupación de los años noventa que inauguró una etapa consolidada de extensión de la precariedad. Veinticinco años después, el problema central es una cuestión de modelo económico antisocial, inviable e insostenible y nos encontramos con nuevas realidades sobrecogedoras como la pobreza asalariada, que afectan el 16% de los trabajadores y trabajadores de Cataluña (575.000 personas), la vulneración de derechos laborales y sindicales básicos y la devaluación extrema de las condiciones de trabajos en muchos sectores productivos.