La Fundación se rige por los principios básicos fundamentales de transparencia, autogestión y rendición de cuentas y establece criterios éticos y sociales para toda su actividad y funcionamiento. Hace hincapié en los principios cooperativos internacionales del ACI y los principios básicos de las finanzas éticas y solidarias. Jurídicamente, se rige por las obligaciones previstas en la legislación catalana, que surge de la Ley 7/2012 del 15 de junio en base en el libro tercero del Código Civil de Cataluña. Todas las deliberaciones y decisiones del Patronato son accesibles y públicas para los socios y socias de la Fundación.